Muchas personas me comentan en la consulta eso de “es que yo no creo en eso de la energía…” Y no hay nada mejor que proporcionarles una técnica científica, demostrable y fácil de ver y entender por todos.
Utilizo un sistema de biomedición científico que muestra el estado instantáneo de tus canales energéticos de acupuntura uno por uno y con un informe explicativo de que significa cada una de las mediciones. Es como sacar una fotografía a tu sistema energético completo.

Esto hace que el tratamiento de acupuntura sea MÁS FÁCIL y MÁS EFICAZ al brindar datos de exámenes basados en evidencias, es como una prueba de laboratorio para la acupuntura.

¿Cómo funciona? El examen completo demora menos de dos minutos. He aquí un resumen de lo que hacemos en nuestra consulta de acupuntura en Madrid y en Paracuellos del Jarama:

  1. MEDIMOS cada meridiano con la sonda de medición computarizada.
  2. OBSERVAMOS a medida que el sistema brinda instantáneamente un análisis e interpretación gráficos completos de la energía de los meridianos del paciente en 9 estilos de gráficos diferentes, que incluyen; yin/yang, 5 elementos, horario y asociaciones sintomáticas completas, en un formato que los pacientes aceptan fácilmente. El puntaje de la Energía Integrada Personal (E.P.I.) reduce los resultados a un número sencillo que los pacientes comprenden fácilmente.

    Este sistema es la última generación de tecnologías avanzadas de Análisis Digital de Meridianos y proporciona los gráficos más precisos que cualquier otro método. Esta característica única utiliza las normas estadísticas establecidas a partir de más de 100,000 gráficos individuales para corregir dinámicamente cada lectura en función del meridiano, de la edad del paciente, y sexo.
  3. TRATAMOS los puntos de acupuntura más efectivos para el paciente, con acupuntura, láser, auriculoterapia o digitopresión.
  4. COMPARAMOS los resultados experimentados con exámenes subsiguientes de otras sesiones de biomedición desarrollando un histórico personalizo.

¿En que se basa este moderno sistema de biomedición?:
La acupuntura china tradicional tiene una historia de por lo menos 5.000 años. La interpretación teórica de esta forma de atención de la salud se basa en la idea de que una forma de energía universal, conocida como chi (se pronuncia “chi”) fluye en canales específicos a través de todo el cuerpo. Estos canales se conocen como los meridianos de acupuntura. Existen 12 meridianos principales en pares en el cuerpo; “en pares” se refiere al hecho de que cada meridiano se refleja en lados opuestos del cuerpo. Los 12 meridianos principales se nombran en base a órganos o sistemas de órganos, a pesar de que su flujo de energía no afecta necesariamente en forma directa los órganos en base a los que fueron nombrados los meridianos. De acuerdo a la teoría de la acupuntura, todo problema de salud, enfermedad, patología, etc. es causado por desequilibrios energéticos entre estos 12 meridianos, que provocan excesos o deficiencias de energía en canales específicos.

A principios de la década de 1950, el Dr. Yoshio Nakatani notó áreas de conductividad eléctrica alterada en la piel de los pacientes con varias enfermedades. Halló que estas áreas eran puntos de aproximadamente 1 cm de diámetro, generalmente en líneas que seguían los clásicos meridianos de la acupuntura china. Debido a que estos puntos ofrecían una conductancia eléctrica incrementada, los denominó “ryodoraku” (ryo=buena, ‘do=(electro) conductiva, ‘raku=línea).

El Dr. Nakatani refinó sus procedimientos para abarcar tanto el diagnóstico como el tratamiento. El diagnóstico se realizaba con un instrumento eléctrico que medía la conductividad eléctrica de la piel. Mediante la medición de la conductividad de cada meridiano, se podían ubicar las excesos y deficiencias energéticos. El tratamiento consistía en la estimulación de puntos de acupuntura específicos para o “tonificar” un meridiano deficiente, o “sedar” un meridiano excesivo. Se utiliza un conjunto de puntos de acupuntura adicional para equilibrar los meridianos que muestran diferencias energéticas significativas entre los lados derecho e izquierdo del cuerpo.

Desde el trabajo original del Dr. Nakatani, una variedad de estudios de investigación han buscado llevar más allá el cuerpo de conocimientos acerca del diagnóstico y tratamiento Ryodoraku y las características eléctricas de los meridianos de acupuntura. Los resultados muestran más allá de cualquier duda que los meridianos de acupuntura son activos eléctricamente. Se midió la conductancia y propagación incrementadas a lo largo de los meridianos de acupuntura, y se notó que cambia con la inserción de la aguja de acupuntura y la duración de la enfermedad. Además, los meridianos mostraron que también conducen la luz, y producen firmas de energía visibles en las fotografías Kirlian. Los puntos de acupuntura también difieren térmicamente de la piel que los rodea.

Debido a que el diagnóstico Ryodoraku consiste en medir la resistencia de la piel, gran parte de la investigación se concentró en la confiabilidad de estas mediciones. Los resultados mostraron que la resistencia típica de la piel varía entre los 500 ohmios y 9 megohmios, y que los puntos de acupuntura y meridianos enteros pueden ubicarse fácilmente dentro de los 5 mm al medir la resistencia de la piel, que variará en un factor de 2x-6x de la piel que la rodea. Estas mediciones han demostrado ser confiables a través de una variedad de tensiones y procedimientos de medición.