Para los que acabáis de empezar vuestra experiencia con Kundalini Yoga, aquí tenéis un documento sobre la estructura y dinámica de una clase habitual.

Estructura de una clase de Kundalini Yoga

Para empezar

Siéntate en postura fácil y presta atención a tu respiración. Disminuye de forma consciente tu ritmo respiratorio y realiza una respiración abdominal. Presta atención a las sensaciones en tu cuerpo. Sintoniza con tu propio ritmo. Regálate un par de minutos para calmarte, centrarte y crear tu propio espacio.

Sintonizar

Antes de empezar tu práctica de Kundalini Yoga, siempre debes “sintonizar” entonando el Adi Mantra ( ONG NAMO GURU DEV NAMO ) de la siguiente manera:

Siéntate en la postura fácil, o cualquier otra postura meditativa, con la columna erguida y céntrate con una respiración profunda y prolongada. Después pon tus manos en Pranam Mudra o Mudra de Oración en el centro del pecho, y la base de los pulgares presionando en el esternón.

 

Inhala, concéntrate en tu tercer ojo y el corazón y entona

“Ong Na Mo” (“Yo hago un llamado a Infinita Consciencia Creativa”)

“Guru Dev Namo”

(“Yo hago un llamado a la Sabiduría Divina”).

mientras exhalas.

El Ong se vibra en la parte posterior de la garganta, el cráneo y los cavidades nasales. Cuando se realiza correctamente, estimula las glándulas pituitarias y pineal lo cual nos sintoniza automáticamente con nuestra consciencia superior. El Oooooong es largo, Na es corto y Mooooo es extendido.

Gu y Ru son cortos. Dev es extendido. Na es corto y Namo usa el aire que queda.

 

Este mantra se entona en una sola respiración, o si hace falta puedes tomar un poco de aire a través de la boca, pero no respires a través de lo nariz entre las dos partes del mantra.

Inhala profundamente a través de la nariz antes de repetir el mantra. Repite dos o más veces. El propósito de este mantra es el de “sintonizar”. Este mantra nos protege y nos conecta con nuestro ser superior. También establece una conexión con la “Cadena Dorada” de maestros que trajeron el Kundalini Yoga al mundo. En otras palabras, nuestros maestros están con nosotros en su cuerpo sutil para guiar y ayudarnos.

Calentamiento: 

Serie de ejercicios de calentamiento físico y respiración.

Kriya: 

Serie de Ejercicios con una secuencia determinada y con una sinergia específica para producir un efecto concreto

Normalmente se suele practicar un Kriya en cada clase

Relajación

Túmbate sobre tu espalda con los brazos a los costados de tu cuerpo y las palmas hacia arriba. Procura que no haya ningún cruce en tu cuerpo, el cuerpo nivelado sobre el suelo sin obstáculos ni cojines.

Salida de la relajación

 

Ve poco a poco volviendo a tu cuerpo, ve tomando consciencia de la respiración.

Mueve los dedos de los pies, los dedos de las manos, gira los tobillos, las muñecas.

 

Estírate, estira tus brazos por detrás de la cabeza, desperézate!

Haz el estiramiento del gato: lleva una rodilla hacia tu pecho, y gírala por encima de tu pierna estirada hacia el suelo manteniendo los hombros fijos en el suelo.Cambia de lado.

Tumbado boca arriba frota las palmas de las manos y plantas de los pies, actívate!

 

 

Agárrate de las rodillas y rueda adelante y atrás para dar un suave masaje a la espalda y con impulso te incorporas a posición sentada.

 

Cierre de la Clase:

Frota tus palmas de las manos y júntalas en mudra de oración Pranam Mudra) al centro del pecho.

 

 

Inhala profundo antes de cerrar cantando el mantra del eterno sol dos veces y tres largos Sat Nam.

“Que el eterno sol te ilumine, el amor te rodee y la luz pura interior guíe tu camino”

Saaaaaaaaat Naaam
Saaaaaaaaat Naaam
Saaaaaaaaat Naaam

Fin de la clase.