Cuando los investigadores de la UCLA compararon los cerebros de los meditadores con los no meditadores, descubrieron que los cerebros de los meditadores eran casi una década más jóvenes cuando las personas llegaban a los 50 años.

Aquí tenéis el enlace completo:

Meditators Have Younger Brains